El ADN Neandertal aumenta las posibilidades de sufrir depresión, infarto de miocardio y diez dolencias más

Un estudio de la Universidad de Vanderbilt (EEUU) afirma que parte de la herencia genética proveniente de Neandertal puede provocar en los humanos modernos hasta doce trastornos o enfermedades como depresión, infarto de miocardio o problemas en sangre. Para la investigación se ha comparado ADN Neandertal con el de personas con ascendencia europea. Aunque en un principio esta variación en el código genético pudo ser beneficiosa, al final ha resultado perjudicial. El motivo son los diferentes tipos de clima que existen entre África y Europa.

 

Neanderthal model

Reconstrucción de un Neandertal (Homo neanderthalensis) según restos hallados en la Capilla de Aux en Francia, un yacimiento arqueológico

 

Tras abandonar el continente africano el ser humano moderno se desplazó a Europa y Asia. Durante este gran viaje se mezcló con dos homínidos hoy extintos, neandertal y denisovanos. Gracias a esa interacción las personas con antepasados euroasiáticos poseen en la actualidad entre un 1,5% y 4% de código genético procedente de Neandertal. Parte de esa herencia genética nos ha beneficiado, sin embargo, gracias una investigación realizada en Estados Unidos, ahora sabemos que también nos ha perjudicado en ciertos aspectos.
La investigación ha sido realizada por la Universidad estadounidense de Vanderbilt. En ella ha participado John Capra – autor principal – y Corinne N. Simonti, junto a 19 investigadores más.El hallazgo ha sido publicado en la revista científica Science.

 

adn

Debido a la hibridación con Neandertal, un gran número de personas poseen unaherencia  génética en su ADN

Tras analizar la parte del genoma del hombre moderno fruto de la hibridación con Neandertal, la investigación sostiene que puede afectar negativamente al sistema inmune, al metabolismo, a ciertas enfermedades de piel, provocar depresión y adicción. En total se han hallado hasta una docena de trastornos o enfermedades.
Para llevar a cabo la investigación, se comparó el genoma de Neandertal con el de humanos modernos europeos. En primer lugar se encontraron 135.000 variantes genéticas de Neandertal halladas en estos grupos de personas. Posteriormente, se comparó con 28.000 adultos con ascendentes europeos. Ahora sabemos que la mayoría de esta herencia se halla en el cromosoma X y en el brazo Q del séptimo cromosoma.

 

Neandertales

Homo neandertalensis y Homo sapiens convivieron juntos en diferentes lugares y épocas

Un ejemplo de cómo esta herencia pudo ser beneficiosa se halla en la sangre y en la coagulación. En un principio una coagulación rápida pudo ayudar a aquellos humanos, ya que las heridas se cerraban antes y, de esta manera, disminuía la posibilidad de padecer infecciones. Sin embargo, en la actualidad aumenta el riesgo infarto de miocardio, embolia pulmonar, apoplejía y de padecer dificultades durante la gestación.

Los resultados demuestran, además, que estos descendientes son más propensos a la adicción de la nicotina. Sucede lo mismo con los trastornos depresivos, tanto los asociados con estados negativos como positivos. También la piel se ha visto damnificada. La herencia de Neandertal afecta a un determinado grupo de células denominadas queratinocitos, cuya función es proteger la piel de la luz ultravioleta procedente de los rayos del sol. Al disminuir la eficacia de este tipo de células, aumentan las probabilidades de padecer problemas cutáneos.

 

Neandertal

Reconstrucción de aquellos Neandertales que empleaban plumas y pigmentos para embellecerse

¿Por qué una herencia que nos benefició al final ha resultado dañina? El motivo fue la diferencia de clima que existe entre África y Europa. Los propios autores apuntan que al cambiar de continente, y por tanto de clima, esa parte de ADN nos ha perjudicado.
Los autores del estudio señalan que todavía no comprenden totalmente cómo estas variaciones genéticas influyen en los rasgos de los humanos. Y, aunque afirman que su impacto es “sutil”, subrayan que resulta “importante en la biología humana moderna”.

Anuncios