Las caricias de la piel actúan como “pegamento social” para favorecer las relaciones

El estudio que ha sido publicado en la revista Current Biology ha analizado el papel de las caricias entre humanos. Según las conclusiones las sensaciones que nuestro cerebro recibe cuando acariciamos a alguien son en parte ilusorias. Es decir, nuestra mano recibe una sensación de suavidad y calidez en un grado superior al que realmente existe. Esto suele suceder en mayor grado entre personas que comparten relaciones. Según las conclusiones del estudio las sensaciones agradables ayudan a estrechar lazos sociales. Se trata de un mecanismo del cerebro que ayuda a nuestra socialización y vida en comunidad como especie.

caricias2

Las caricias hacen de `pegamento social´para favorecer las relaciones

Katerina Fotopoulou, directora del estudio e investigadora en el University Collegue de Londres  comenta que “ya se conocían los beneficios del “tacto afectivo´´ en las personas que reciben las caricias, pero nuestro trabajo se centra en la recompensa que obtiene el que toca y en los mecanismos psicológicos y fisiológicos que pueden intervenir”.

piel

La piel es la capa exterior que nos hace sentir y percibir ciertas sensaciones

Los participantes del estudio debían evaluar la suavidad de la piel de otras personas y compararlas con la suya propia. Los resultados han constatado que las personas tendían a percibir la piel de las otras personas como más suave que la suya. Además este efecto se ve incrementado si las caricias se realizan de forma lenta y amable, al igual que sucede en las relaciones íntimas. Por otra parte, cuando el placer de las caricias se maximiza en el que las da, también ocurre lo mismo en la persona que las recibe.

relaciones sociales

Gracias a estos mecanismos nuestras relaciones sociales se ven favorecidas

La investigadora Fotopoulou comenta que “esta ilusión muestra que hay un importante mecanismo de inconsciente en el que dar placer es también recibir placer. Nuestro trabajo sugiere que la evolución nos ha equipado con una ilusión psicológica que refuerza la recompensa que obtenemos al tocarnos unos a otros.” La finalidad de este juego de la mente es favorecer y motivar los lazos sociales a través del tacto. Hace las veces de pegamento social entre los individuos.

cerebro2

El cerebro `engaña´ a nuestra percepción del tacto

Los científicos esperan poder explorar los beneficios de las caricias para mejorar los tratamientos de la personas con demencia o lesiones cerebrales.

Anuncios